martes, 3 de abril de 2018

Los jefes de jefes del rock mexicano



Por iniciativa de quien era el manager de Transmetal, Juan Santos, un joven a quien le gustaba el metal y tenía en mente el impulso de este movimiento, que cada vez se hacía más grande y que poco a poco se convertía en una cultura arraigada en la periferia de la ciudad de México, se llevó a cabo el 1 de Mayo de 1996 un evento al que se le denomino “Mounstros del rock de acá”, que se llevo a cabo en aquel Toreo de cuatro caminos, que marcaba el fin de la Ciudad de México y la entrada al Estado de México en el municipio de Naucalpan.

El cartel lo encabezaban las bandas Cuca, Resorte, Transmetal, Haragán, quienes estaban en voga con sus seguidores, la primer intención de juntar a estas bandas era tener una amplitud de géneros y que la gente se la pasara bien, no importando cuál era su preferencia, era acostumbrar a la gente a ser parte de estos festivales, de los que poco se conocía en este momento, ni siquiera él Vive Latino existía.
Lleno de símbolos ideológicos, Juan Santos quien en el futuro lanzara la empresa JSC producciones, pensó en celebrar un día de rock para todos los trabajadores de México, pues la mayoría de ellos eran quienes seguían a estas bandas y más en las inmediaciones de la ciudad, por ello se eligió el puente del 1 de Mayo, el día del trabajo, con la conciencia de que ese día se podía celebrar sin problemas con la familia completa, cosa que era difícil en otras tocadas, pero en esta no.

Así comenzó la tradición, con un Toreo de Cuatro caminos lleno en 1 de Mayo, solo bandas de rock, rompiendo con todos los pronósticos posibles, es aquí cuando Juan Santos comienza una labor, crear el primer festival de rock en México.
El nombre estaba bien, pero Santos, quería reforzar los simbolismos y sobre todo la idea de generar un festival que fuera para toda la banda, para que ese público que comenzaba a hacerse más sólido, ese público que comenzará con los movimientos de metal, punk, blues, que apoyaba a los hoyos funkies, que comenzaban a seguir los pasos de sus padres, para toda esa banda era a la que se le dedicaba este evento, que además iba ad hoc con esa apertura increíble al rock en algunos medios y ya la aceptación de los gobiernos por este género.

Es así como surge para 1997 Los jefes de jefes del rock mexicano, un nombre que hace una doble alusión, obviamente a los grupos que se presentan y principalmente al público pues este festival es una celebración para ellos, para su conjunción para su beneplácito.
La nueva sede fue la Arena López Mateos, en donde tocaron año con año bandas como Haragán, Liranroll, Transmetal, Espécimen, Tex Tex, Charlie Monttana entre otras que hacían de este festival un momento idóneo para celebrar el rock mexicano.
Una constante de este evento era la producción excedidamente pulcra, los horarios, la logística, la presentación de las bandas, las preventas, la imagen del festival, todo siempre estaba bien pensado por el creador del mismo, quien año con año media lo que salía bien y lo que salía mal.

Fue en el año 2006 cuando la Arena López Mateos registro un lleno excedido el cual marcaba que el recinto ya quedaba chico para este gran festival que además hacia que publico desde Toluca, Puebla, Cuernavaca y hasta Estados Unidos, fue entonces cuando el festival migro hacia el Centro de Convenciones de Tlalnepantla, en donde con más de 5 mil asistentes se comienza una nueva etapa en el festival, una celebración masiva del rock mexicano.

El 2007 y 2008 fueron históricas para el festival, pues con más de 8 mil asistentes, una gran producción y sobre todo excelentes bandas, el festival se consolidaba y se convertía en el más importante de rock.
Durante el 2009 fue la primera ocasión en que el festival se suspende por la contingencia de la pandemia en México, lo que hizo que el festival se llevara a cabo hasta el 31 de Mayo, en donde se filmaría el DVD de Espécimen, Deskonzierto.
Para entonces el festival Los Jefes de jefes del rock mexicano, ya era un referente del underground, un festival al que asistían personas desde todas las partes del mundo, pues grupos de Ecuador, Argentina y Perú lograron presentarse en el festival, además de convocar público desde Estados Unidos, El Salvador y la mayor parte de la República mexicana.

Para el 2010  evento se llevó a cabo al aire libre pues Las Palapas, fueron el recinto que alojo al festival haciendo de este evento algo único, pues bandas como Liranroll, Tex Tex o Interpuesto hacían que la cartelera de este festival fuera asegurada, además de que fuera el primer festival de esta índole en ser documentado para Riff111, lo que hacía de Los Jefes de jefes del rock una experiencia completa que además entraba a la vanguardia de los festivales.

Para el 2012 Los Jefes de jefes del rock encontraron un nuevo recinto, la recién inaugurada Arena Ciudad de México, un recinto de primer nivel, en donde bandas como Real de 14, Liranroll, Espécimen o Sam Sam, entregaron lo mejor de su repertorio en un festival que era para el rock mexicano, un evento que dignificaba al movimiento y que hacía ver que el rock en nuestro país estaba en un punto merecedor.

El 201y 2014 el evento se llevó a cabo en un desaparecido foro en  Lomas Verdes para que en 2015 se llevara a cabo el último Jefes de jefes en el Rodeo de Santa Fe, en Tlalnepantla.
Porque un festival de esta magnitud decayó?, que fue lo que paso, que una tradición rockanrolera, ahora es parte del recuerdo del rockero mexicano?, porque a pesar de haber sido el primer festival de rock de trascendencia se quedó estancado en el camino?, estas son solo algunas preguntas que nos hacemos cuando recordamos ese Centro de convenciones repleto sin importar que el evento se llevara a cabo en lunes o martes y que al otro día hubiera trabajo, donde se juntaban los niños, con los hijos y los abuelos, donde todo soltero llegaría con sus mejores galas para ligar a alguna rockerita por medio del baile, esa amplia producción que hacía que los grupos se sintieran tan a gusto y sobre todo que vieran en el festival una verdadera oportunidad de expansión de sus propuestas y proyectos.

Probablemente todo esto nos llevaría al asunto del trabajo en conjunto, del trabajo en equipo, las cuestiones de asumir lo que nos corresponde, eso es lo más fácil de entender, que para hacer solidas las industrias hace falta liderazgo, profesionalización y compromiso.
Un festival que un año más extrañaremos, pues tampoco este 2018 hay si quiera algún augurio de que este festival nos sorprendiera.



martes, 13 de febrero de 2018

Rockotitlán: El lugar del rock 1985 - 1990



Eran mediados de los años 80, la represión cada vez era menor para el rock, los cafés cantantes de pronto se convertían en lugares en donde el rock comenzaba a sonar, aunque no eran lugares para muchas personas y además combinaban una serie de géneros que de pronto hacían que esa escena se convirtiera en elitista para el rocker común, quienes conocían a esos lugares como espacios intelectuales.

Lugares como LUCC o La Rockola, comenzaron a marcar una pauta en la ciudad de México, presentando bandas que comenzaban a armar sus proyectos y que poco a poco iban generando adeptos a una nueva generación de rock en México, ya no eran hippies, ya no buscaban covers, ahora se iban por algo autentico, original y es por eso que Kerigma, Dangerous Rythm o Kenny and the electrics, comenzaban a tener cabida en estos espacios.

Por supuesto que el cimiento de Three Souls in my mind, hacía que el hoyo funkie siguiera vivo, que las tocadas siguieran existiendo y eso hacía que los chavos tuvieran ese chance de poder asistir a tocadas más grandes, en la periferia de la ciudad, lo que hacía ya poco a poco que se comenzara a gestar la estabilidad para el censurado ritmo del rock mexicano.

Fue en 1983 que nace Botellita de jerez, una banda que surge de varias bandas como Los Nakos, Ley de Herodes, los Tepetatles y otros proyectos que ya daban una idea de la propuesta que podría tener el rock nacional, conformados por Sergio Arau en la guitarra y en la voz, Armando Vega Gil en el bajo y en la voz y Paco Barrios “El mastuerzo” en la batería, una banda que incluía canciones en español, llenas de sarcasmo, uso del lenguaje y performance en vivo.

Fernando Arau, hermano de Sergio, en ese momento era actor de una serie de televisión que se transmitía en lo que hoy sería el canal de las estrellas, “Cachun cachun ra ra!”, un programa juvenil que tenía mucha audiencia. En otras épocas Fernando y Sergio habían sido parte de bandas de rock, pero al comenzar su carrera en la televisión los hermanos se separaron, en la mejor época de la serie televisiva, la gente le mencionaba a Fernando que su hermano Sergio, había integrado una banda de rock que cambiaría la historia, por cuestiones de trabajo Fernando pudo escuchar a Botellita de jerez hasta casi un año después de su lanzamiento.

Inmediatamente Fernando Arau se declaró fan de la banda y comenzó a apoyarlos económicamente junto con Manrique Moheno, un abogado que le hacía de manager de la botellita y entre todos comenzaron a levantar a la banda, al grado de haber tenido más de 400 presentaciones en la ciudad de México entre 1984 y 1985.

El instinto llevo a Fernando Arau y Manrique Moheno a asociarse con Botellita de Jerez para fundar un lugar de rock, pero no como los que ya había, una especie de foro completo para que la banda se desarrollara y que este mismo espacio serviría para desarrollar a otras bandas que comenzaban a gestarse en el circuito.

En una plática entre todos los involucrados se quedó que se buscaría el mejor lugar para construir este foro, fue precisamente Paco Barrios, quien manejaba su taxi y encontró una azotea en pleno Insurgentes, a la altura de la colonia Nápoles.
Al otro día fueron a ver el lugar Fernando, Sergio y Manrique, el trato de la renta estaba idóneo, pero había que hacer muchas adaptaciones para que el foro pudiera operar y así fue, Fernando y Manrique se asociaron poniendo dinero y Sergio, Armando y Paco se asociaron como los responsables de la operación del lugar.

En esa misma semana durante las reuniones de trabajo y la adaptación del lugar, Sergio y Fernando cenaban en un Vips, en donde platicaban del nombre del lugar, al que decidieron nombrar “Rockotitlán”, el lugar del rock, el logotipo lo creo Sergio en una servilleta y así tenían ya la publicidad para la presentación del lugar, se inauguraría el 14 de Septiembre de 1985.
El lugar tenía capacidad para 270 personas, aunque en la inauguración se contaron más de 350, se realizó un cartel con bandas como Botellita de Jerez, el recién estrenando TRI ya con Alejandro Lora, Kerigma, Guillermo Briseño entre otros.

A unos cuantos días el terremoto interrumpió la inauguración del lugar, tiempo que sirvió para organizarse mejor en la administración, pues los primeros días de operación no sabían ni como se hacía la chamba.

Los botellos iniciaron un contrato para las bandas que constaba de puntos especiales como
  • -          Solo Javier Batíz tenía permitido cantar canciones en ingles
  •   Estaban prohibidos los covers
  • -          Los grupos que se presentaban en Rockotitlán, tenían membrecía vitalicia para la entrada gratuita a Rockotitlán.  


Esta ideología comenzó a cambiar el rumbo de la industria, pues las bandas comenzaron a cambiar sus nombres que estaban en inglés al español, así como la música se debía convertir en original, fue así como el lugar del rock comenzó a albergar a bandas como Ritmo Peligroso, Kenny y los eléctricos, El TRI, Kerigma, Botellita de Jerez, Cecilia Toussaint, Jaime López, Dama etc.

Una siguiente camada de músicos nació cuando jóvenes que asistían comúnmente al recinto como Aleks Syntek, Saúl Hernández, Sax y Roco entre muchos otros, comenzaron a presentar a sus bandas y es cuando surge Caifanes, Maldita Vecindad, Neón, Los amantes de Lola entre otros que poco a poco se fueron puliendo hasta comenzar a tener su propio público.

Rockotitlán realmente era un espacio en donde se vendía comida y cerveza y lo importante del lugar era la música, que además incluía un show para niños los domingos con la banda Que payasos, quienes también hicieron una historia en el rock para chavillos.

Fueron 5 años los que esta primer administración llevo el lugar, pues en 1990 después de un pleito entre Botellita de jerez en donde Sergio deja a la banda, es cuando se decide vender las acciones de Sergio y Fernando y dejar el lugar en operación de Tony Méndez, bajista de Kerigma, quien ya tenía un poco de experiencia después de haber administrado La Rocola.


En esta parte de la fundación de “El lugar del rock” se logró comenzar una industria de rock en español, a partir de la comprobación de mercado, pues era precisamente en esta azotea de la colonia Nápoles, donde los ejecutivos de las disqueras, los medios y de más agentes que decidían sobre la carrera artística, veían que el lugar se abarrotaba y por supuesto que había mercado. 

martes, 31 de octubre de 2017

La historia del rock mexicano parte 4 (Internet)


El año 2000 marca un claro parte aguas en la sociedad mexicana, pues es el año en el que el partido político gobernante por mas de 70 años, es por fin derrotado por el Partido Accion Nacional con su candidato Vicente Fox Quezada, un empresario de Guanajuato que causa furor en su campaña y que logra sacar al PRI de los Pinos.

El primer cambio drástico a partir del presidente Fox, es la apertura de los medios, el crecimiento de ellos, la libertad de expresión, la apertura de espacios artísticos y sobre todo la proliferación de Internet como un medio de comunicación, lo que hace que las bandas comiencen a tener presencia en la computadora y que comience a facilitarse la comunicación internacional.

Al movimiento le convino mucho la entrada de este presidente, sencillamente por esa libertad, la apertura de los medios hacia el rock fue impresionante, de pronto bandas como Molotov, El Gran silencio, Jaguares, Jumbo, Plastilina Mosh, ya eran bandas que podían salir en los principales canales en la televisión, además el crecimiento de Television Azteca como un medio privado competitivo, hacia ver una posibilidad de mayor apertura a las bandas en infraestructura para su desarrollo y para el nacimiento de nuevas industrias.

Crece de igual forma la educación musical privada, pues la secretaria de educación publica reconoce a dos universidades, G Martell y Fermata, licenciaturas como ingeniería de audio, producción musical, administración de la música, ya como carreras reconocidas, de igual forma el Instituto Politecnico Nacional abre su carrera de musicoacustica.

En el 2001 este mensaje de apertura de los medios al rock, se dio con un concierto histórico que se llevo a cabo en el Estado Azteca el 3 de Marzo del 2001, un evento que seria transmitido por todas los canales de Television con el único propósito de mandar un mensaje de unión, paz y que lo recaudado fuera entregado a los chiapanecos que estaban atravesando por una crisis social a partir de la inestabilidad con el gobierno, la proliferación del narco y por la lucha encausada por el EZLN.

El concierto fue una primer muestra de la unión de los dos grupos de rock mas importantes de México, Jaguares y Maná, en donde por 2 horas tocaron cada uno sus éxitos para dar un gran cierre con “La Negra tomasa” y un cover en español de la canción de John Lennon “Give peace a chance”, esto daba pie a que el rock ya no era prohibido, al contrario, era parte ya de la cultura popular reconocida por el estado.

Es en este mismo año que nace la Organización Rock Mexicano, con un sitio que pretende juntar en una sola página de Internet a todas las bandas activas del país, cosa que comienza a hacer voltear a los grupos y sobre todo a sus fans a utilizar este medio como una plataforma de promoción, uno de los portales más importantes y con mayor información por los siguientes 4 años, un referente del crecimiento de las bandas en México y por supuesto de todo el país.

Ya no se notaba la cerrazón gubernamental y mucho menos la represión, ahora lo increíble era que el sector privado veía mal al rock, comienza una serie de cambios sobre todo en las radiodifusoras, que comienzan a integrar programas políticos, abusando de esta libertad de expresión, periodistas de política que a toda costa estaban en busca de ese raiting en función de su liderazgo de opinión, para ser también participes de la política, como protagonistas y no como comunicadores.

Quienes comienzan a sufrir estos estragos son los espacios musicales, sobreviven los que siguen siendo capitalizados por las disqueras trasnacionales y que apoyan sobre todo al pop y al naciente genero de música grupera, las estaciones comienzan a cambiar de giro con una ambicion descomunal de los periodistas y su protagonismo, es asi como desaparecen estaciones como Rock 101, Radioactivo, W Radio, Oxido 1130 entre otras que ceden el lugar a bloques eternos de noticias y de opinión monotemática.

Gracias a la aparición del mp3 la música comienza a tomar un nuevo rumbo, primero por la facilidad de reproducción de las canciones en dispositivos que podían servir sin tener un ordenador de escritorio, es asi como la música de rock comienza a compartirse a partir de las primeras redes sociales como MySpace, en donde se podía compartir un mp3.

En México la prensa rockera se basa en revistas como Nuestro Rock, Lengua, Banda Rockera, Conecte, Rock Stage, Toca Rock, entre otras que hacían una gran labor de difusión de tantos generos que iban surgiendo y que comenzaban a crear un intercambio de música, lugares y fechas, además portales de Internet que también comenzaban a generar mucho tráfico en la búsqueda de reseñas de discos, noticias y fechas de eventos como RockMex, Rocksonico, Organización del rock mexicano y la Caverna, una pagina que tenia un increíble flujo de información y de intercambio, que se editaba en la ciudad de Campeche, al sureste de México, lo que mostraba la capacidad de comunicación del internet y su importancia en el rock.

Asi mismo proliferan sellos discográficos independientes, mas un centenar de sellos comienzan a producir sus discos, con la llegada del disco compacto, se abarata la producción en serie y los puntos de distribución proliferan, asi como la proliferación de estudios de grabación con mejores condiciones técnicas y con mayor conocimiento hacia la producción del rock.

Del mismo modo comienzan a crearse nichos de algunos estados que lanzan bandas importantes como Guadalajara, Tijuana, Monterrey, Estado de México y el distrito federal, con lo que se puede decir que comienza a aparecer una verdadera industria nacional de rock mexicano.

En estos años surge de igual modo un movimiento creciente que nace en las escuelas de educación media, una música mas movida, con ritmos bailables, pero con la misma intención contestataria, nace el movimiento Ska, en donde la batuta la lleva la Maldita vecindad, que siempre convoca a cientos de miles y que les preceden grupos como Panteon Rococo, Salon Victoria, Nana Pancha, Sekta Core, entre muchos otros, que hacen un mercado propio en eventos, ventas de discos y que también comienza a tener presencia en la provincia mexicana.

La radio por Internet comienza a jugar un papel fundamental, pues con las estaciones de radio preocupadas por la política y el protagonismo de los periodistas, la radio por internet llega a México después de que al igual que en otras estaciones, el equipo de Orbita 105.7 es despedido y se ven en la necesidad de innovar con Grita Radio, pero también de forma independiente comienzan a surgir estaciones con reglas propias y con publico bien observado como Activa Radio, BangBang, Riff111 y algunas mas que eran inconstantes. Estas emisoras tomaban muy en serio su trabajo de difusión, pues de pronto estas emisoras tenían más razón de ser que muchos otros medios que eran invitados a los eventos de rock.

Ademas la subsistencia de los portales de Internet ya no estaban superditados a la publicidad de marcas grandes, si no que podían atender a nichos de mercado mas pequeño a menor costo pero a mayor cantidad de anunciantes.

Desde el 2003 comienza a operar una modalidad de Google, en donde monetiza sitios relevantes y con mercados específicos con el simple hecho de suscribirse y seguir una serie de reglas lógicas, cuestión que logra la monetización de muchos de estos sitios aunque no sean completamente rentables, aunque en realidad, eran muy pocos los sitios que sabían de esta modalidad.
De igual forma la comunicación mundial cambiaba, llegaba Facebook, una herramienta social que cambio por completo la forma de las cosas, aunque para los músicos la plataforma preferida era MySpace, porque no había restricciones para construir un perfil o un micrositio y era gratuito, además de que contaba con un transmisor de canciones, en donde la manipulación de las mismas, era por parte de los músicos.

En 2003 comienza una controversia, que el grupo estadounidense de rock Metallica, pone sobre la mesa con el uso de MySpace, el dueño del sitio Tom Anderson tenia en su base de datos de MySpace a mas de 33 millones de usuarios, lo que significaba una muy considerable entrada de monetización por publicidad y que además hacia que los músicos trabajaran en la promoción directa del sitio por medio de sus sitios, se puso de moda entre grupos mexicanos la frase “ayudanos a llegar al millón de seguidores en nuestro MySpace”, lo que hacia cada vez mas rica a la empresa, sin tener un sistema de retribución hacia los músicos.

Cuando en México se dieron cuenta de esto, la mayoría de los grupos desistieron de usar esta herramienta, aunque fue el primer indicio de autogestión por medio de nuevos canales en las bandas.
En el 2007 aun con algunos grandes hoyos funkies sobrevivientes de los años 80, siguen siendo a nivel popular el mejor de los medios para promover su música, los llamados grupos de “rock urbano”, siguen llegando a su publico por medio de la tocada, diercto, sin intermediarios, este año el festival “jefes de jefes del rock mexicano”, que se lleva a cabo desde 1996 todos los días 1 de Mayo, permite la entrada de un medio estratégico que transmite en internet y que intuición del creador del festival, será bien visto entre el rudo publico que no permite que sus grupos se mediaticen, por el miedo a la corrupción de su escencia, su cultura y sus canciones.

Riff111 es el primer medio multimedia que logra entrar al festival para documentarlo, comienza a crear una nueva forma de presentar a los grupos, dándoles un lugar de ídolos, muy al estilo de la lucha libre, con impacto sin caer en lo fantasioso de la televisión.

“Al principio había quien aún nos escupía o nos aventaba botellas mientras tomabamos fotos o realizábamos entrevistas con grabadoras de casete, pero conforme la banda ( el publico ) veía que todo lo hacíamos con respeto al genero, nos arropo de una sobre manera. “ comenta Rockberto Jiménez, gerente de Riff111 Radio del 2004 al 2008.

A partir de este año, esta integración mediática se dio en cada festival, cada vez estando mas involucrados, dando a conocer el evento, generando firmas de autógrafos o conferencias de prensa, actividades a las que el gremio de músicos no estaba acostumbrada, pero se tomaba con bastante agrado, pues poco a poco hacían presencia con un público que los conocía pero que no los frecuentaba. El festival cambio de sede, se realizo tres veces en el Centro de Convenciones de Tlalnepantla, con afluencias aproximadas a los 12 mil asistentes, Balneario las Palapas en un par de ocasiones, con una entrada de 16 mil asistentes entre ambos eventos y en la Arena Ciudad de México, en donde termina esta relación mediatica.

Con el nacimiento de YouTube, una vez mas todo cambia, la facilidad de subir material de video, da un vuelco a la industria mediatica, ahora la creación de contenido esta en el usuario y no en la televisora, por lo que proliferan canales independientes, canales de marcas, canales de bandas que comienzan a permear entre el mercado, que poco a poco se va convirtiendo en una competencia real para los medios de comunicación.

Desde el 2008 que comienza este boom por los canales de YouTube, el rock no se podía quedar atrás, comienzan a surgir bandas que se apoyan enteramente de internet o que aprovechan estas redes y al publico que las domina, casos como el de Panda o el de Zoé, en donde se capitalizan las bandas a partir de internet, para que después sean repetidas por los medios locales o los canales de videos, haciendo públicos mas específicos y con gustos mas marcados.
El caso de Panda, una banda de monterrey, que surge poco después de la “Avanzada Regía” que fue un boom que hubo en la ciudad de Monterrey en donde surgen miles de bandas, de lugares, de festivales, de medios, pues era tan grande el publico de rock en la zona, que multimedios estrella de oro cede el espacio de los viernes a un programa de rock que dura mas de 10 años al aire.
Panda aprovecha todos los medios que están a su alcance para llevar un sonido nuevo con liricas diferentes, con una actitud del nuevo milenio, lo que hace una especie de furor entre los colegiales de un fenómeno que surge del subterraneo pero ahora de internet y que lo vuelve un fenómeno de consumo, pues por primera vez la mercancía de la banda se populariza al grado de replicarla de forma masiva en mercados de toda la republica, creando un nuevo mercado de productos oficiales de bandas de rock.

Para el final de la primer década del milenio, el rock mexicano definitvamente esta posicionado, el Zócalo capitalino se abre para llevar conciertos masivos gratuitos, el gobierno de la ciudad patrocina estos eventos y es precisamente Café Tacvba, quien tiene el record de asistencia a este recinto superando el medio millón de asistentes, aunque las cifras de la secretaria de seguridad publica fueran menores.

Para el inicio de la segunda década del milenio el rock sigue ganando espacios en el país y en el mundo, Molotov visita países como Alemania o Rusia, Los de Abajo, Panteon Rococo y Lost Acapulco frecuentan cada vez mas España, Francia, Portugal, Italia, Cenotaph, banda de metal extremo, llega a países como Suiza, Finlandia, Holanda, Irlanda, Mana alterna con grupos como U2, Sting, Sepultura entre otros además de llegar a países como Israel o Australia, Café Tacvba hace una gira por Japon, el Tri triunfa en sudamerica y es nombrado artista trascendente en Peru entre otros datos que dejan ver que México comienza a tener presencia en el rock mundial, con casi 30 años de diferencia.

El 12 de Enero de 2011 de igual forma, se convierte un hecho emblemático para el “rock urbano”, con este hecho se declara la salida de las bandas de este rock del hoyo funkie, el publico abarrota por primera vez el Auditorio Nacional para el aniversario de Liranroll, un lleno total, publico de todo el país, llega al recinto de la ciudad de México para llenarlo de rock en una noche en donde todos los representantes del genero se unen para esta celebración de rock mexicano.

El cine tampoco se queda atrás, pues en 2010 la película “Detrás del rock” llega a la cineteca nacional, después de 10 años de filmación de la realidad del movimiento, con 3 horas de duración y una muestra de los recintos, de los generos, de las modas, de los medios, de la industria que existe, un documental de Juan Carlos Bocanegra, que refleja por primera vez en la pantalla grande lo que representa el rock mexicano en la cultura del país.

Del mismo modo Alberto Zuñiga y Jorge Pantoja cristalizan “En la periferia” un documental de bandas de rock a 30 años de trayectoria, leyendas populares que han sido el cimiento de la contracultura en México, pero que además refleja el verdadero movimiento que hay en el Estado de México, en todos sus municipios, sin un solo concierto de Domingo vacio, con alto consumo de parafernalia rockera, el fenómeno del rock como un espectáculo familiar, un dia de campo en el rock, en donde la prioridad es bailar. Un documental que también se presenta en la cineteca nacional y que se proyecta en festivales en Portugal, Grecia y Gran Bretaña, que además marca un hecho histórico, el ultimo momento en el escenario de Lalo Tex, creador de Tex Tex, una perdida que se hace nacional, que recorre al país y trasciende a sudamerica, Estados Unidos e Inglaterra, uno de los personajes del movimiento caidos, pero que siempre estará conciente del legado que deja. A pesar de que la familia pretendía despedirlo de forma anónima, mas de un millar de personas asistieron a la velación en la calle que lo vio nacer en la Nueva Atzacoalco.


En el 2011 Jorge Ocaña, comienza una plataforma de medición de ranking del rock, bandas, foros, movimiento de discos, países, etc., una herramienta que hace ver que esta ya es una industria, pues en otros generos musicales no existe ningún formato estadístico ni siquiera de ventas de discos, es por ello que la herramienta “Txart” hace que se puedan tomar decisiones acerca de las bandas, los foros y el tipo de público existente.